viernes, 24 de octubre de 2014

Reacreditación del Programa de Licenciatura en Administración Pública de la Universidad de Sonora




Hermosillo Sonora, 20 de abril de 2014
 
El 25 de octubre de 2007, el Dr. Carlos Sirvent, Presidente de la Asociación para la Acreditación y Certificación en Ciencias Sociales, A. C. (ACCECISO), presentó el dictamen de acreditación del Programa de la Licenciatura en Administración Pública de la Universidad de Sonora, considerando, entre otros aspectos, el “alto reconocimiento social al Programa, estimulando en su comunidad gran responsabilidad en el desempeño de sus tareas. Ello se expresa en una fuerte identidad departamental e institucional y en el marcado sentido de pertenencia.”
 
Dicho dictamen fue el resultado del proceso de evaluación que esa Asociación realizó de acuerdo con los términos del convenio celebrado con la Universidad en enero 31 de 2007. Con esta acreditación, ACCECISO reconoció que el Programa cumplía con “los criterios, indicadores y parámetros de calidad en su estructura, organización, funcionamiento, insumos y procesos de enseñanza y servicios y que por ello mismo, tiene pertinencia social.”
 
Previendo la conclusión de la vigencia de la acreditación del Programa de Administración Pública, el 25 de octubre de 2011 se conformó la Comisión de Preparación del Documento de Autoevaluación con fines de Reacreditar al Programa. La conducción de los trabajos corrió a cargo del Coordinador del Programa el profesor Gustavo de Jesús Bravo Castillo y del Jefe del Departamento de Sociología y Administración Pública, el profesor Lauro Parada Ruiz; posteriormente se sumaría el profesor Carlos Castro Lugo, quien entró al relevo en los compromisos a cargo del profesor Parada Ruiz.
 
La visita de evaluación por parte de los pares evaluadores comisionados por ACCECISO, se llevó a cabo el 14 y 15 de noviembre de 2013. De acuerdo con los criterios establecidos por ACCECISO, este proceso consideró 11 rubros: Contexto regional e institucional; Planeación y organización de la Unidad; Personal Académico; Plan y Programa de Estudio; Proceso Enseñanza-Aprendizaje; Alumnado; Trayectoria Escolar; Investigación; Difusión, intercambio, vinculación y educación continua; Infraestructura y equipamiento;  Administración y financiamiento de la unidad.
 
El pasado 5 de marzo, fue entregado el documento que reacredita la calidad académica del Programa de la Licenciatura en Administración Pública de la Universidad de Sonora. De nueva cuenta, se reconoce el trabajo de la planta docente de este programa. La participación de los profesores miembros de la Academia y el Grupo Disciplinar de Administración Pública, como en el primer proceso de acreditación, fue fundamental en el logro de este objetivo.
 
Por cubrir los requisitos de calidad educativa establecidos por ACCECISO, la reacreditación del programa se dio por el periodo del 14 de febrero de 2014 al 14 de febrero de 2019.

jueves, 23 de octubre de 2014

Las Vanguardias. El Fauvismo

AOA - Interior. Pintura Digital. 2014

Hermosillo Sonora, 23 de Octubre de 2014.
 
La historia del arte del siglo XX ubica a las Vanguardias en un sitio principal. Los movimientos avant-garde, cuyo surgimiento es anterior a la Primera Guerra Mundial, son: fauvismo, cubismo, futurismo y expresionismo, es decir, las vanguardias llamadas “históricas”.
 
Estas vanguardias artísticas fueron, en cada momento, encabezadas por un relativamente pequeño grupo de artistas que introdujeron cambios que revolucionaron la forma de percibir el arte y la manera en que lo hicieron, incorporando técnicas, materiales y lenguajes estéticos contrarios a la tradición plástica vigente hasta ese momento.
 
El fauvismo o fovismo es un movimiento pictórico francés. Louis Vauxcelles, crítico de arte, calificó a los artistas del Salón de Otoño en París de 1905 como fauves (fieras), cuando al observar en el salón de exposiciones el conjunto de pinturas junto a una escultura de Donatello exclamó: Mais c'est Donatello parmi les fauves.
 
Con la verificación de la exposición de los Independiente de 1907 concluyó la participación de Matisse y Derain dentro del movimiento, mientras que los demás miembros emprendieron caminos diferentes a la plástica de la estética fauvista.
 
Si bien este es el lugar y el momento histórico en que se señala como el punto de partida del movimiento, Enrique Castaños Alés ha afirmado que antes de esa fecha ya existía un grupo fauve antes de 1900, el cual “comprendía tres círculos distintos: en primer lugar Matisse y sus condiscípulos de la época de estudio de Gustave Moreau y de la Academia Carriére: Marquet, Manguin, Puy, Camoin y Rouault; en segundo lugar, la llamada «Escuela de Chatou» con Derain y Vlamick; en tercer término, el círculo de El Havre, al que pertenecían Dufy, Friez y Braque.” (Castaños, 2005) El mismo autor recuerda que dentro del grupo fauve se incluyen al holandés Van Dongen y considera a Matisse, Derain y Vlaminck como los más importantes fauves, así como los más osados pictóricamente.
 
La obra pictórica de este movimiento se caracterizó visualmente por:
  • Para los fauvistas el cuadro debía ser expresión, no composición y orden.
  • Las temáticas representadas son convencionales: paisajes, interiores, figura humana, retrato, y bodegón.
  • Su objetivo era trascender las reglas de la pintura, y generar un nuevo lenguaje visual.
  • Su manejo del color fue atrevido, con una paleta vibrante de colores primarios y secundarios. Usaron el contraste entre complementarios (cálidos=luz, fríos=sombra).
  • En sus obras se da una ausencia de claroscuro y volumen. Además, hay escasa presencia de  profundidad y perspectiva. Estos efectos se asimilan por la superposición de planos y figuras.
  • Emplearon trazos burdos y espontáneos recordando el arte infantil.
  • La línea es independiente del color, se emplea como contorno y en ocasiones como elemento decorativo.
  • El artista refleja su estado de ánimo a través de la paleta empleada.


Influencias

El pintor francés Henri Émile Benoît Matisse (1869-1954) es considerado como el artista que más influyó en los fauvistas, particularmente por su manejo del color y por el uso original y fluido del dibujo. A Matisse se le considera el precursor del movimiento fauvista. A su vez, Matisse, Roualt, Marquet Camoin, Manguin y Puy aprendieron el pintar con independencia y usar técnicas de acuerdo con el temperamento personal de su maestro de la Escuela de Bellas Artes de París, el simbolista Gustave Moreau. En el mismo sentido, del pintor Paul Gaugin tomaron la libertad en el uso del color y del temperamento e instinto personal.

Su propuesta estética era contraria a la de los impresionistas y se contraponía a los principios del positivismo y el naturalismo como referentes filosóficos imperantes en el siglo XIX y a principios del siglo XX.

Los argumentos atrás del movimiento fueron marcados por las ideas de Émile Zola, líder de los naturalistas quien era amigo de pintores como Cézanne, Manet y Pisarro, y cuya críticas al status quo, la ilegalidad y el antisemitismo en el Caso Dreyfus marcó a la Francia del fin de siglo; de Friedrich Nietzche, cuya crítica al secularismo y la ilustración transformó la cultura, religión y filosofía de occidente; del filósofo y educador alemán Max Stirner en relación con el individuo como ser soberano y egoísta; así como por las ideas del escritor francés Charles Marie Huysmans, crítico de la vida moderna cuyas obras expresan un pesimismo acerca de la vida burguesa y el decadentismo.


Principales exponentes del movimiento y su obra

Henri Matisse (1869-1954), precursor y líder del movimiento fauvista. Lujo, calma y voluptuosidad, es considerado el primer cuadro fauve, el cual fue pintado por Matisse en 1904; en él se observa una influencia de la técnica del puntillismo, se simplifica el dibujo y se emplea el color de manera subjetiva. Se le toma como una síntesis del postimpresionismo. Fue expuesto en el Salón de los Independientes y después en el Salón de Otoño.

André Derain (1880-1854), pintor, escultor y diseñador francés, considerado el alma del fauvismo por su inclinación a la perseverancia, el ímpetu juvenil y el manejo de matices. Junto con Maurice Vlaminck formó la llamada «Escuela de Chatou». El cuadro El secado de las velas fue expuesto en 1905 en el Salon d’Automne.


Raoul Dufy (1877-1953), pintor, artista gráfico y diseñador textil francés. Cabeza visible del Círculo de El Havre. Dufy inició la pintura de yates con el estilo fauve una vez que admiró la obra de Matisse en la Exposición de Otoño de 1905.


Además de las obras de los líderes de cada círculo del grupo fauve, se presenta la de Maurice de Vlaminck (1876-1958), la cual también escandalizó en el Salón de Otoño  de 1905; en ese salón se exhibió Restaurante de la Machine à Bougival. Con Derain formó parte de la «Escuela de Chatou».


 
Aportación a la historia de las artes plásticas y su valor histórico

Con los fovistas se adoptó un estilo distinto a todos los anteriores. Se renunció a la perspectiva atmosférica empleándose la yuxtaposición de colores y el uso de líneas oblicuas para sugerir la profundidad en el cuadro. Los fovistas avanzaron en la fusión original de diseño y color.
 
La gran aportación es la liberación total del color y el empleo del dibujo (incluso rudimentario) y el color (con acentuación de su intensidad) como elementos fundamentales de su obra. La exaltación que los fauvistas hicieron de los contrastes cromáticos y el uso intensivo de los colores primarios hizo que se pusiera atención en la teoría del color, en los efectos y sensaciones que los colores producen en el observador, así como los sentimientos que se desean expresar con ellos.
 
Los fovistas plantean disrupciones con lo establecido. Presentan una alternativa en el continuo de la historia, estructurando una estética contraria a la tradición y a las manifestaciones modernas de principios de siglo XX. Servirán como punto de partida para las nuevas expresiones, incluso para los movimientos abstractos.


Bibliografía
 
Bozal, Valeriano. Historia de las Ideas Estéticas y de las teorías artísticas contemporáneas. La Balsa de la Medusa, Visor. Madrid, 2000. 2 t.
Campa Sánchez, Ana Melisa. Notas de clase del curso: Historia del Arte en el Siglo XX y Actual. Universidad de Sonora: 2014.
Castaños Alés, Enrique. “La primacía del color. Hace ahora un siglo, en el Salón de Otoño parisino de 1905, se dio a conocer el movimiento fauve”. Publicado originalmente en el diario Sur de Málaga. Septiembre 23 de 2005. En http://enriquecastanos.com/fauvismo.htm.
García Ponce de León, Paz. Breve Historia de la Pintura. Libsa ed. Madrid: 2006.
 
 


 

Quinto Congreso Internacional Gobierno, Gestión y Profesionalización en el ámbito local ante los grandes retos de nuestro tiempo


Hermosillo Sonora, 22 de Octubre de 2014.
 
Teniendo como sede la Universidad de Nuevo México en la Ciudad de Albuquerque, Nuevo México (Estados Unidos), se celebró del 12 al 14 de octubre de 2014 el Quinto Congreso Internacional Gobierno, Gestión y Profesionalización en el ámbito local ante los grandes retos de nuestro tiempo. Este evento se realizó de manera conjunta con la VII Annual Conference Lat-Net Building bridges for international collaboration in Higher Education.
 
La Universidad de Sonora fue una de las instituciones convocantes, junto con la Universidad Autónoma del Estado de México, Campus Amecameca, la Escuela de Administración Pública de la Universidad de Nuevo México, la Escuela de Gobierno Profesor Paulo Neves de Carvalho de la Fundación João Pinheiro, la Universidad Federal de Viçosa, la Universidad Federal de Lavras, La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, la Academia Internacional de Ciencias Político-Administrativas y Estudios de Futuro, A. C., la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad Autónoma Metropolitana, la Universidad Nacional de Rosario, Argentina, Universidad de Colorado, Colorado Springs, Secretaría de la Función Pública (SFP) del Gobierno Federal de México, la Secretaría de Desarrollo Metropolitano del Gobierno del Estado de México, el Instituto Nacional de Administración Pública (INAP), el Instituto de Administración Pública del Estado de México (IAPEM), la Red de Investigación Gestión, Sustentabilidad y Políticas Públicas en Gobiernos Locales, y The Latin American Network in Government and Public Policy.
 
El Cuarto Congreso Internacional Gobierno, Gestión y Profesionalización en el ámbito local ante los grandes retos de nuestro tiempo, se realizó en la Escuela de Gobierno Paulo Neves de Carvalho de la Fundação João Pinheiro, en la Ciudad de Belo Horizonte, Brasil en el año 2013. Las primeras tres ediciones del Congreso se verificaron en los estados de México, Puebla y Sonora en los años 2010, 2011 y 2012 respectivamente.
 
El trabajo del Congreso y la Conferencia se llevó a cabo en mesas de análisis y debate donde se desarrollaron temas y problemas de interés local integrados en 9 ejes temáticos:
 
Eje Temático 1. Federalismo y Gobiernos Locales
Eje Temático 2. Fortalecimiento del Gobierno Municipal
Eje Temático 3. Desarrollo Regional
Eje Temático 4. Gobernanza y Participación Social
Eje Temático 5. Gobiernos Locales y problemas centrales de la Gobernabilidad
Eje Temático 6. Modernización de los Gobiernos e Innovación Administrativa
Eje Temático 7. Profesionalización del Servicio Público
Eje Temático 8. Ética y Gobierno
Eje Temático 9. Educación Superior

Este Quinto Congreso tuvo como objetivo el favorecer un espacio para el análisis y la discusión sobre los principales asuntos públicos que inciden en el ámbito local, en sus gobiernos, en la población y en su bienestar y desarrollo integral.

La Academia y el Grupo Disciplinario de Administración Pública, responsables de la representación y promoción del Congreso en la Universidad de Sonora, participó activamente en este importante evento, presentando los trabajos suscritos por los profesores Gustavo de Jesús Bravo Castillo, Ernesto Blanco Gastélum, Francisco Javier Bello Quiroga, Sergio Garibay Escobar, Lauro Parada Ruiz y Arturo Ordaz Alvarez. También, de la Universidad de Sonora participaron como ponentes la alumna Carolina González Olea y el profesor José Arturo Rodríguez Obregón, y de El Colegio de Sonora el profesor Víctor Peña.


 

El Príncipe de Maquiavelo. Un legado político para todos los tiempos

Niccolò Machiaveli por Santi di Tito.

Hermosillo Sonora, Agosto 15 de 2014.

Conocemos físicamente a Niccolò di Bernardo dei Machiavelli (1469-1527) por el retrato que hizo el pintor del renacimiento Santi di Tito. Es con seguridad el más conocido retrato del filósofo florentino, sin embargo di Tito, quien nació 9 años después de que Maquiavelo hubiera fallecido, con seguridad lo retrató a partir de otros retratos realizados en vida de Maquiavelo.
 
Florencia es la tierra de Maquiavelo. Una ciudad del norte de Italia que tiene sus orígenes en el año 59 a. C. Formando parte del Gran Ducado de Toscana, durante la edad media, la ciudad empezó a mostrar un gran desarrollo, gracias a la aparición y desarrollo de poderosos gremios.
 
Coincide la vida del ilustre florentino con el desarrollo del movimiento cultural, científico y artístico conocido como El Renacimiento. Recordemos que el Quattrocento renacentista tuvo lugar en la segunda mitad del siglo 15, en tanto que el Cinquecento surgió con el siglo 16, es en este tiempo donde se verifica el apogeo del Renacimiento, destacando las figuras de Leonardo Da Vinci. Michelangelo Buonarroti y Rafael de Sanzio.
 
La vida de Maquiavelo se desarrolla en los tiempos de la grandeza de Florencia, ciudad en la que florecen grandes gremios y grupos financieros representativos de la primera etapa del capitalismo, el mercantilismo. Gracias a los nuevos territorios descubiertos, las arcas europeas se ven enriquecidas con los metales preciosos extraídos ultramar y al intensivo comercio entre naciones. Este es el tiempo de Lorenzo de Médici, conocido como El Magnífico.
 
La vida pública de Maquiavelo inicia en 1494, coincidiendo con la caída de la familia Médici y el ascenso del gobierno de la República Florentina. Esto es, dos años después de la muerte del Magnífico. En medio de conflictos por el poder y en un proceso de la integración del Estado Nación, los Médici retornan al gobierno de Florencia de 1512 a 1527.
 
Mientras Florencia es republicana, Niccolò Machiavelli es miembro del servicio público de la ciudad. Cuando se asienta el poder de los Médici, deja el cargo e, incluso, es marginado de todo contacto con el poder. Es cuando Maquiavelo, destinado al ocio productivo como diría George H. Sabine, medita y escribe acerca del poder y de quien lo ejerce, El Príncipe.
 
Durante el tiempo en que sirve a la República, toca a Maquiavelo vivir el Papado de Alejandro VI y la labor política y militar del hijo de éste César Borgia. Rodrigo Borgia estuvo al frente de la Iglesia de 1492 a 1503.
 
Al joven Niccolò Machiavelli le tocó atender a los miembros de la comuna en asuntos que requerían el privilegio del interés público, o tal vez dirimiendo conflictos entre particulares para propiciar la concordia y convivencia social, o simplemente realizando trámites administrativos propios de cualquier oficina de gobierno.
 
En el segundo periodo de su vida sirvió en el servicio militar Libre de Florencia, la cual pasó de la expulsión de los Médici en 1494 cuando Maquiavelo tenía 25 años, y duró hasta el regreso de los Médici (familia que posee el mayor poder económico en Florencia), en 1512. Después de servir cuatro años en una oficina pública como secretario, fue nombrado Canciller y Secretario de la Segunda Cancillería. Tomó un rol importante en los asuntos de la república, habiendo quedado sus decretos, sus registros y sus despachos para guiarnos, así como sus propios escritos. Pese a que tuvo posiciones altas en el panorama público y político, él las evitaba ya que aceptaba cualquier tipo de trabajo a cambio de poco sueldo.
 
El tiempo de Nicolás Maquiavelo es el de la construcción del Estado Nación, la configuración de gobiernos republicanos, el ascenso de la burguesía, la consolidación de las ciudades, la expansión mercantilista del capital, es decir, se trata de la edificación de la Modernidad, de la sociedad y el Estado moderno, el cual, de manera acuciosa, analiza el filósofo florentino en su obra El Príncipe.
 
Con el regreso de la Familia Médici al poder, Maquiavelo se retiró a San Casciano in Val di Pesa, una propiedad suya a pocos kilómetros de Florencia. Allí se dedicó a la agricultura y la ganadería. En este tiempo se ocupa de la literatura, produciendo entre 1513 y 1525 varias obras ocupó de trabajar en obras significativas como Discursos sobre la primera década de Tito Livio, La Mandrágora, El Arte de la Guerra, Historia de Florencia, La Vida de Castruccio Castracani, y fundamentalmente El Príncipe. Para muchos, esta última, la obra fundadora del análisis político moderno.
 
Durante el proceso de creación literaria, Maquiavelo compartió con su amigo Francesco Vettori, detalles relativos a los avances o la conclusión de sus trabajos. En el extracto de su epístola del 10 de diciembre de 1513 comenta a su Francesco Vettori sobre la conclusión de su obra El Príncipe. Esta evidencia documental testimonia el hecho que motiva la celebración desde el año pasado y a lo largo de éste de los 500 años de la publicación de esta trascendente obra, legado político de Maquiavelo.
 
El tratado de su doctrina política, El Príncipe, fue publicado de manera póstuma en 1531 en Roma.


El príncipe, como es sabido, fue inspirado en buena medida por César Borgia, el Duque Valentino. El libro fue dedicado a Lorenzo II de Médici, duque de Urbino, pretendiendo con este acto borrar la acusación que mantenía a Maquiavelo encarcelado por colaborar con la República y, por lo tanto, ser un antagonista de la Familia Médici.
 
El papel del Príncipe es lograr el florecimiento de la República, y con ello la consolidación del Estado, del mismo Príncipe. Los medios son políticos. Debe valorar toda circunstancia y ponderar las estrategias, las políticas gubernamentales, que según el momento mejor convengan a los fines del gobernante.
 
Quienes estudiamos en el ámbito de las Ciencias Sociales, y en particular de la Administración Pública y la Ciencia Política, tenemos que recordar que para Maquiavelo la consolidación del Estado sobre las demás fuerzas sociales, y con ello el logro de la felicidad y prosperidad de la República reclama el ejercicio profesional de dos cuerpos imprescindibles en tal faena: una milicia no mercenaria sino compuesta por profesionales fieles a la República, y un cuadro administrativo con las capacidades necesarias que permitan cumplir con los compromisos de servicio a la comunidad con eficiencia y responsabilidad. Respecto a los colaboradores del Príncipe, el florentino apuntó:
 
No es de poca importancia para un príncipe la buena elección de sus ministros, los cuales son buenos o malos según la prudencia de que él usó en ella. El primer juicio que hacemos, desde luego, sobre un príncipe y sobre su espíritu, no es más que conjetura; pero lleva siempre por fundamento legítimo la reputación de los hombres de que se rodea este príncipe.
Cuando ellos son de una suficiente capacidad, y se manifiestan fieles, podemos tenerle por prudente a él mismo, porque ha sabido conocerlos bastante bien y sabe mantenerlos fieles a su Persona.
Pero cuando son de otro modo, debemos formar sobre él un juicio poco favorable; porque ha comenzado con una falta grave tomándolos así.
Pero es necesario saber que hay entre los príncipes, como entre los demás hombres, tres especies de cerebros. Los unos imaginan por sí mismos; los segundos, poco acomodados para inventar, cogen con sagacidad lo que se les muestra por los otros, y los terceros no conciben nada por sí mismos, ni por los discursos ajenos. Los primeros son ingenios superiores; los segundos, excelentes talentos; los terceros son como si ellos no existieran.
Pero ¿cómo conoce un príncipe si su ministro es bueno o malo? He aquí un medio que no induce jamás a error. Cuando ves a tu ministro pensar más en sí que en ti, y que en todas sus acciones inquiere su provecho personal, puedes estar persuadido de que este hombre no te servirá nunca bien. No podrás estar jamás seguro de él, porque falta a la primera de las máximas morales de su condición.

 Niccolò Machiavelli. El Príncipe
Capítulo XXII. De los secretarios (o ministros) de los príncipes

 

Maquiavelo por Lorenzo Bartolini

 

Seminario El Príncipe de Maquiavelo

Hermosillo Sonora, Agosto 15 de 2014


Niccolò Machiavelli a Francesco Vettori. 10 diciembre 1513
 
Magnifico orador florentino Francischo Vectori con el Sumo Pontífice, su patrón y benefactor.

Avanzada la tarde, me vuelvo a casa y entro en mi despacho. Y en el umbral me despojo de mis vestidos cotidianos, llenos de fango y lodo, y me visto con ropas nobles y curiales. Entonces, dignamente ataviado, entro en las cortes de los hombres antiguos, donde, amablemente recibido por ellos, me deleito con ese alimento que es sólo para mí, y para el que yo nací. Y no me avergüenzo de hablar con ellos, y de preguntarles por las razones de sus acciones. Y ellos, por su humanidad, me responden. Y durante cuatro horas no siento ningún aburrimiento, me olvido de toda ambición, no temo la pobreza, no me da miedo la muerte: me transfiero enteramente donde están ellos. Y como Dante dice que no hay saber si no se guarda lo que se ha comprendido, yo he anotado lo que he sacado con su conversación, y he compuesto un opúsculo, De principatibus, en el que profundizo cuanto puedo en las dificultades de esta materia; razonando sobre qué es un principado, de cuántos tipos hay, cómo se adquieren, cómo se mantienen, por qué se pierden. 
 
Mediante este comunicado epistolar, Maquiavelo informaba a su amigo Vettori la conclusión de El Príncipe, a fines del año de 1513.
 
Con el propósito de recordar este memorable hecho, significativo para los interesados en los estudios políticos y de gobierno, desde principios de año se confeccionó el programa del Seminario El Príncipe de Maquiavelo. Participaron en esa tarea profesores de la Academia de Estudios Políticos y Jurídicos y de la Academia y el Grupo Disciplinario de Administración Pública. Con el fin de implementar dicho evento, se sumaron al proyecto miembros de la Sociedad de Estudiantes del Departamento de Sociología y Administración Pública, encabezados por el estudiante Jesús Antonio Rodríguez, Presidente de esa organización.

 
El Seminario se llevó a cabo el 18 y 19 de junio de 2014, en el Auditorio “Gilberto Gutiérrez Quiroz”, del Departamento de Sociología y Administración Pública de la Universidad de Sonora. Participaron en el programa de apertura la Dra. Dora Elvia Enríquez Licón, Directora de la División Sociales, el Dr. Gastón Rocha Romero, Jefe del Departamento de Sociología y Administración Pública, el Dr. Gustavo Bravo Castillo, Coordinador del Programa de Licenciado en Administración Pública y el estudiante  Jesús Antonio Rodríguez. Presidente de la Sociedad de Alumnos de Sociología y Administración Pública de la Universidad de Sonora.
 
En la primera sesión de los trabajos del Seminario se realizó un panel de Conferencistas, en el cual participaron los profesores Lauro Parada Ruiz, quien expuso el tema Perfil biográfico de Nicolás Maquiavelo, Jesús Antonio García Ramírez, quien reflexionó acerca de El Príncipe. Análisis de la obra del gran florentino, y Arturo Ordaz Alvarez, cuyo tema de análisis fue El Príncipe de Maquiavelo. Un legado político para todos los tiempos. Moderaron el panel la alumna Joy Walquiria Yeomans y el profesor Manuel de Jesús Vázquez García.
 
La segunda jornada del Seminario contó con la presencia del Dr. Ricardo Uvalle Berrones, reconocido investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, quien expuso la Conferencia Magistral Maquiavelo y la Teoría de la Razón de Estado. La participación del Dr. Uvalle Berrones fue calificada como excelente: la claridad de sus conceptos y exposición, así como el dominio del tema fueron reconocidos por diversos asistentes, incluida la prensa qua acudió a cubrir el evento. La Conferencia fue moderada por la estudiante Ilse Ulloa Beltrán y el profesor Francisco Javier Bello Quiroga.

 

 

lunes, 20 de octubre de 2014

Propuesta de estrategias de gobierno racionales y con participación ciudadana

Hermosillo Sonora, 10 de junio de 2014.

Como parte del programa del Segundo Seminario Internacional de Gobierno, Instituciones y Políticas Públicas, y teniendo como sede la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, el profesor Arturo Ordaz Álvarez, miembro de la Academia y el Grupo Disciplinar de Administración Pública de la Universidad de Sonora, presentó la conferencia “Administración Pública para el Desarrollo. Estrategias de gobierno”.

El académico, miembro de la planta docente de la Licenciatura en Administración Pública, fue invitado por el Instituto de Investigaciones Sociales y Humanidades de la Universidad Autónoma de Hidalgo para participar como conferencista magistral y analizar la gestión gubernamental y las acciones de gobierno en condiciones de crisis. El Seminario se realizó el 28 y 29 de abril de 2014 en las instalaciones del Instituto.
 
El Dr. Ordaz Alvarez destacó que la acción de la administración pública tiene como propósito el bienestar público. Por su parte, señaló, los miembros de la sociedad aspiran a niveles satisfactorios de desarrollo que les permitan condiciones de vida y espacios para su desenvolvimiento político y productivo.
 
En su análisis planteó que durante las últimas décadas, la estrategia del desarrollo nacional quedó marcada por el énfasis en políticas de corte neoliberal. Con ello se buscaba cambiar el perfil corporativo y omnipresente del Estado mexicano.
 
Desde las instituciones de educación superior se ha argumentado en favor de incorporar nuevas estrategias propias de un Estado democrático, tales como la gestión pública, la gestión social y las políticas públicas. En su conferencia, identificó y analizó estas estrategias, revisando los requerimientos específicos para su diseño, implementación y generación de resultados en los términos esperados por la sociedad civil. Son, dijo el académico, instrumentos de gobierno que reclaman capacidades de racionalidad y publicidad de la acción gubernamental.
 
En cuanto al desarrollo, el profesor Ordaz Alvarez planteó que debe asumirse como un proceso cuyo destinatario es el ser humano, ya que de otra manera no tiene sentido. También debe ser considerado como un proceso donde lo que se privilegia es el interés público, es un proceso en donde se debe beneficiar a todos los miembros de la sociedad y no discriminar llevando los frutos del crecimiento económico a las mesas de pocos miembros de esa sociedad.
 
Concluyó que la administración pública, el gobierno en acción, tiene un papel relevante como rector del desarrollo nacional y como actor fundamental en la estructuración de estrategias para lograr mejores condiciones de vida y desarrollo de la sociedad en los diferentes sectores en que este último se desagrega.

Sergio Garibay Escobar. Maestro en Administración



Hermosillo Sonora, 10 de junio de 2014

En las instalaciones del Programa de Maestría en Administración de la División de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad de Sonora, el pasado 23 de mayo el profesor Sergio Garibay Escobar obtuvo el grado de Maestro en Administración.
 
El trabajo que presentó el profesor Garibay Escobar se titula Los Impuestos y la recaudación de ingresos públicos en México. Un estudio comparado del año 2007 al 2011, teniendo como objetivo principal describir, interpretar, inferir y evaluar los principales impuestos en México y su recaudación del período 2007 al 2011, así como la situación que en ese periodo guardaba el en el contexto de los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).
 
En su análisis, el profesor Garibay Escobar plantea que “México es uno de los países de la OCDE que tiene una de las menores  tasas en los dos principales impuestos, el ISR y el impuesto al consumo, pero al mismo tiempo es uno de los países de mayor evasión fiscal.” Por ello propone que es imprescindible aumenta el padrón de contribuyentes, incrementando la base gravable que permita al gobierno federal trabajar con presupuestos superavitarios.
 
En ese sentido, argumentó, que es necesaria una reforma fiscal integral “que incluya cambios en la mecánica de cálculo de los impuestos y bases gravables de los mismos, hasta las modalidades y formas de pago”; de igual manera, consideró que la reforma energética propuesta en el año 2013 fortalecería la estrategia petrolera del país, y generaría mayores niveles de desarrollo y más bienestar para la sociedad mexicana.
 
Participaron en el sínodo la Dra. Leticia Parada Ruiz, académica de la Maestría en Administración y los miembros de la Academia y el Grupo Disciplinar de Administración Pública Francisco Javier Bello Quiroga, Luis Carlos Rodríguez Montaño y Arturo Ordaz Alvarez, éste último director del trabajo de titulación.

Sergio Garibay es miembro de la Academia y el Grupo Disciplinario de Administración Pública de la Universidad de Sonora.